Seguidores

jueves, 27 de agosto de 2015

Recuperando la Eternidad- Cap. 5


Los Volturi pondrán en predicamentos a la familia Black Cullen. ¿Qué tendrá que
hacer Jake para proteger lo que más ama ahora que es humano? Secuela de Contigo en el
alba.
Disclaimer: La mayoria de los personajes le pertenecen a S. Meyer los que no... son mios.
Contigo en el alba: Recuperando la eternidad

Culpas


Nessie

Pum pum
-- ¡NO! --Grité al extremo de casi desgarrarme la garganta.

Era un monstruo. Era escoria.

Pum..pum

Era una asesina... la asesina de mi esposo. Del hombre que más amaba en el mundo.

Taylor me sujetó con fuerza, mientras gritaba histérica.

Pum... ...pum

--Mamá, necesito que te calmes. Tenemos que ayudar a papá. --Rogó mi primogénito con voz entrecortada.

... Pum...

Pero yo no podía dejar de gritar y llorar. Todo me sobrepasó y el mundo se me vino encima.

Mis piernas se tambalearon.

--Papi... no... no me dejes, te quiero papito. -- chilló Sarabelle apretándolo en su pecho.
....

Levanté la vista aterrada, al igual que Tay y Sarabelle. Los tres habíamos escuchado como su corazón había dejado de latir.

-- ¡Jacob!-- grité y Taylor me soltó.

Corrí a su lado y se lo quité a Sarabelle de los brazos. La sed había cedido...

¡Y como no lo haría si lo había secado! ¡Maldita! ¡Mil veces maldita!

--No, mi amor... no me dejes después de todo lo que hemos pasado para estar juntos. --agarré su rostro y besé su frente. Estaba helando.

Me estremecí por entero.

No volvería a verlo sonriendo. No volvería a sentir su delicioso calor. No volvería a escuchar su varonil voz susurrándome palabras de amor. No volvería a besarlo... no volvería a hacerme el amor. No, no, no...

Sacudí su cuerpo en un intento desesperado de verlo abrir los ojos y que me sonriera. Taylor salió corriendo y claramente lo escuché marcando un teléfono, estaba llamando a Carlisle. Un cálido viento golpeo mi rostro y guió mi mirada hacia Sarabelle que se encontraba parada a mi lado sin decir palabra alguna. Estaba como estatua y tenía la vista perdida. Estaba a punto de decirle algo... pero, no sabía que decirle. Estaba destrozada y hundiéndome en mi dolor.

--Mamá-- musitó mi hija al fin. --Déjame agarrarle la mano a papá.

Derroché unas cuantas lagrimas más y le di espacio para que tuviera su momento de
despedida. En cuanto Sarabelle tomó su mano herida, algo raro pasó.

Una fuerte ráfaga de viento nos envolvió. Pestañeé en un esfuerzo por borrar las lágrimas y
tratar de entender que rayos pasaba.

--Papito aún no está muerto. Papito no se va a morir.

Me estremecí al escuchar su voz distorsionada con el viento. Como si el aire se canalizara por su garganta y fluyera por sus cuerdas bucales. Había visto muchísimas cosas, sabía que todo en este mundo era posible, pero si no hubiese sido testigo de lo que mis ojos contemplaban, jamás lo hubiese creído. Taylor que regresaba de hablar con la familia se paró en seco bajo el marco de la puerta.

Sarabelle cerró los ojos y besó la herida de Jacob.

...Pum...

El pecho de Jacob comenzó a moverse. Estaba atónita.

... Pum... Pum

Su corazón latía débilmente... pero lo hacía. Su corazón estaba ahí, luchando... aferrándose a la vida.

--Vamos amor, tu puedes... regresa a mi-- musité al mismo tiempo que Sarabelle seguía
concentrada en Jacob.

Pum, Pum

Escuché como Taylor comenzó a llorar al escuchar el ritmo regular del corazón de su padre.

Observé la mano herida de Jacob y me quede anonadada al ver que la herida estaba cerrada.

Me llevé una mano a la boca sorprendida y en silencio agradecí por el milagro.

--Nessie... Nessie...

Mi Jacob me llamaba. Mi santo mártir clamaba por su casi asesina. Lloré de felicidad y acaricié su rostro.

--Aquí estoy lobito.

Abrió un ojo y me sonrió. Mi corazón brincó de alegría.

--Lo lograste Sarabelle, no sé como lo hiciste, ¡pero lo lograste!

Al instante que pronuncié esas palabras, vi a mi pequeña desvanecerme ante mis ojos. Taylor corrió y alcanzó a sostenerla antes de darse de bruces con el suelo. Si no era una cosa, era la otra. Me sentí con las manos amarradas, no sabía para donde hacerme.

-- ¡Renesmee!

Volteé al escuchar la voz de mi madre.

Eso sí que había sido rápido.

Mi familia entró distribuyéndose por la cocina. No se hicieron esperar las expresiones de terror ante la escena y la sangre regada por nuestras vestimentas y el suelo.

-- ¿Qué rayos sucedió aquí? --preguntó tío Emmett.

--No hay tiempo para eso. Carlisle necesitamos hacerle una transfusión de sangre a Jacob,
urgente. --musitó papá hincándose a mi lado y extendiendo los brazos en signo de que le
cediera a mi esposo. Era obvio que había leído nuestras mentes y había visto lo sucedido.

--Está bien, Nessie. No le haremos daño, lo ayudaremos.

Asentí aturdida y dejé que lo levantara. Yo corrí hacía mis hijos y junté fuerza para agarrar a Sarabelle y arrullarla en mis brazos.

--Mamá-- musitó Taylor. --Todo esto me ha dejado... mal. Necesito entrar en fase, estaré por los alrededores.

Asentí y lo vi correr hacia la puerta. Estaba temblando. Le pedí perdón en silencio y besé la
frente de mi hija.

-- ¿Mami?-- Sarabelle abrió un ojo y sonrió inocentemente. --Lo hice... lo salvé al igual que a Fluffy.

-- ¿Qué?

Fluffy había sido un gato que tía Rosalie le había regalado a Taylor en un intento de enfadar a Jacob, diciendo que sería una "mejor mascota" que mi esposo. Claro que a Jacob no le había hecho gracia el comentario pero igual y Fluffy se había quedado.

-- ¿Qué pasó con Fluffy?l

Sarabelle sonrió y una lágrima recorrió su mejilla. Fluffy había escapado cuando Sarabelle
tenía solo un mes.

--Fluffy se había cortado su patita... y el viento me habló. Me dijo que yo podía ayudar a Fluffy.

Mamá se acercó y puso una mano en mi hombro, estaba escuchando atenta. De hecho no era la única, levanté la vista y vi a toda mi familia centrada en mi pequeña.

-- ¿El viento? --pregunté regresando al tema.

--Sí. Y lo salve, a Fluffy ya no le salía sangre. ¡Se curó!--exclamó alegre pero algo débil.

--¿Verdad que lo hice bien?

--Sí, mi amor, lo hiciste muy bien.

La abracé con fuerza y me permití llorar un poco más. La única que no lo había hecho bien... había sido yo.

--Renesmee... estas muy agobiada, déjanos cuidar a Sarabelle--sugirió mi madre.

No quería despegarme de mi bebe, pero estaba demasiado atolondrada. Le cedí a mi niña y caminé en dirección a la sala, en donde el abuelo Carlisle checaba a mi Jacob. Todos se
quedaron a mis espaldas, en silencio.

El pecho de mi esposo subía y bajaba con dificultad, y como mi habilidad de vampiresa estaba en todo su esplendor, podía escuchar claramente el débil bombeo de su corazón. Me estremecí al recordar lo que había hecho y bajé la vista avergonzada. Pero eso solo empeoró mi estado... mi ropa estaba bañada de su sangre. La cabeza me dio vueltas.

--Nessie... no te preocupes por mí... estaré bien.

Levanté la vista de golpe y observé como Jacob sonreía en mi dirección. Me estaba
consolando. Me llevé una mano a la boca y comencé a llorar.

--No llores... amor. Doctor colmillos me curara.

Quise sonreír, a pesar de todo seguía siendo el mismo, pero lo que había pasado ese día
cambiaría nuestra relación... para siempre.

--Ven aquí --. Musitó tendiendo débilmente su mano.

--Jacob... yo... no puedo, perdóname--rogué llorando y salí corriendo de ahí.

Vi como tía Rose se disponía a correr en mi dirección, pero mi madre la detuvo. Salí de casa como alma sin rumbo. ¿Cómo podía llegar y tomarle la mano después de lo que le había hecho? No podía llegar simplemente y decirle:

Ah, sí Jake, perdón por convertirte en mi cena... te juro que no volverá a pasar... por lo menos no hasta que la sed me vuelva a estrangular la garganta.

La fuerza vampírica fluía por mis venas... al igual que la sangre de Jake, así que corrí frenética por el bosque buscando un escape para mi dolor y culpa. Necesitaba sacarlo todo... sacar mi coraje y frustración. Tenía muchas cosas que pensar antes de regresar a su lado. Confiaba en el abuelo Carlisle, sabía que lo salvarían... de hecho no tenía ninguna duda.

Mi pecho ardió y lo agarré con coraje, como si quisiera arrancarme el corazón. En este
momento Jacob estaría muerto... si no hubiera sido por Sarabelle.

La imagen de Sarabelle, el viento y su milagro, recorrieron mis memorias como una película en cámara lenta. Había sido más que impresionante. Mi hija, tenía poderes... un poder más allá que cualquiera del que nosotros hubiéramos conocido. De repente, leer mentes o predecir el futuro, me parecían poca cosa comparados con el poder de Sarabelle.

Lloré, grité y arranqué algunos árboles desde su raíz. Pero sobre todo... corrí. Corrí y seguí
corriendo hasta sentir como las piernas se me entumían.

Me sentía sola... a pesar que sabía que tenía a toda una enorme familia esperando en casa por mí. No me reconocía a mí misma, sabía que todo sería diferente... y tenía miedo...
Tenía mucho miedo...


Jacob

-- ¿Ya regreso Nessie?

Bella negó con la cabeza y solté una blasfemia.

Nessie tenía una semana que había desaparecido. Aún no podía creer como mi vida había
cambiado de la noche a la mañana. Me senté en la cama y tomé la mano de Bella.

--Tienen que ir a buscarla.

--No creo que sea prudente Jacob. Ella necesita estar sola... ya que esté preparada, regresara.

Sé que será pronto... no puede estar mucho tiempo lejos de sus hijos.

--La extrañan.

--Todos lo hacemos.

--Cierto.

Mi musa andaba vagando por mí causa, sintiéndose responsable de lo sucedido. Pero no tenía porque... a fin de cuentas era su naturaleza, naturaleza que ella estaba renegando por mi culpa.

Suspiré frustrado y traté de ponerme de pie.

--Guarda reposo, Jacob. --ordenó Bella, con voz suave.

--Sabes que me siento perfectamente. No entiendo porque tanta insistencia en que descanse tanto y coma como pelón de hospicio. Me siento perfecto.

--Estuviste a punto de morir... ese es el porqué.

--El punto es que estoy vivo. Y que me siento como un idiota.

--Eso es porque lo eres.

Bella me sonreía como en aquellos tiempos de antaño, cuando siempre estábamos juntos.
Sonreí melancólico y estiré mis pies, hundiéndolos en la cama.

De los Cullen, Bella era la única que se había quedado. Siempre existiría esa extraña conexión entre ella y yo.

--Tal vez y tengas razón... pero este idiota necesita hablar con su esposa y hacerle ver que lo que pasó no fue su culpa.

--Jacob... tenemos que hablar de eso.

Rodé los ojos. Bella tenía toda la semana queriendo sacar el tema, pero me rehusaba a hablar con ella. No quería que se diera cuenta de mi frustración por el hecho de que era el único humano de la familia.

--No quiero hablar de eso.

Bella se mordió los labios y puso un puchero en sus labios. Me recordó a mi Nessie y mi
corazón se estremeció... la extrañaba tanto...

--Pues, aunque no quieras. Lo que paso esta vez, puede volver a pasar. Edward leyó la mente de Renesmee y sabe que la sed la estaba matando desde hacía tiempo. Si intenta volver anhumanizarse... la sed volverá.

--Espera un segundo. ¿Me estás diciendo que Nessie tenía ya tiempo sufriendo por la sed?--pregunté empuñando las manos y apretando los dientes.

--Sí. Pero no quería que nadie se diera cuenta.

Aventé un golpe al colchón de mi cama y volví a maldecir.

Tu esposa sufriendo y tú... preocupándote por estupideces... Bien hecho Jacob Black.

--También está el tema del poder de curación de Sarabelle. Aún no sabemos bien en qué
consiste o cómo funciona. Carlisle dice que en todos sus años jamás había conocido a otro
vampiro con esas características.

Una cosa más a la lista de "cosas que maldita sea no sabía" Mi hija tenía poderes. Solo faltaba que Taylor volara y que tampoco estuviese enterado de eso.

--Pero mi hija no es solo una vampira... tiene sangre licántropa por las venas. Es una
Quileute, nosotros estamos muy en contacto con la naturaleza.

--Puede ser. Carlisle también había mencionado algo así. Estamos tratando de localizar a
Eleazar Denali para que vea si nos puede decir con exactitud, cual es el poder de Sarabelle.

--Genial, ahora trataran a mi hija como un fenómeno.

--Sabes que no es así. Solo queremos saber a qué atenernos.

Bufé molesto y cerré los ojos. Recordar a Nessie me dolía... y me dolía mucho.

Yo me decía ser su esposo, la persona que más la conocía en el mundo... y sin embargo... le había fallado. No me había percatado que lo estaba pasando mal.

--Jacob... necesito saber qué es lo que vas a hacer. Tu decisión influirá en el futuro de Nessie.

Si ella decide volver a humanizarse... corres el riesgo de morir. Si ella permanece como
vampiro, tendrán que alejarse de La Push, y dudo que Nessie se quede de brazos cruzados
con su inmortalidad mientras ve como envejeces y mueres.

¡Rayos!

Bella tenía razón... eso estaba mal... muy mal. Como fuera, mi niña sufriría y eso no lo podía permitir.

--Maldición... y yo sin poder hacer nada más.

--No... a menos que... No, olvídalo--musitó Bella, con sumo cuidado. Inspeccionando mi
reacción.

Pero yo no tenía nada que pensar. Si existía algo que pudiese hacer para ayudar a Nessie... ni siquiera lo dudaría.

--Dilo. --ordené.

--No. Es una locura, y ni siquiera sabemos que podría sucederte. No estoy dispuesta a ver a mi mejor amigo morir por una estupidez.

--Bella, yo haría lo que fuera por ella. Yo moriría por Nessie.

--Lo sé. Pero también sé que ella moriría por ti y no puedo permitir que expongas tu vida.

La tomé de los hombros y la zarandeé desesperado. Sabía perfectamente que no le dolía ni un gramo, que inclusive mi brusquedad fuese como una caricia para ella.

--Dímelo. Si puedo hacer algo para hacerle la carga más sencilla a mi esposa, lo hare. Y si no
me lo dices tú... se lo preguntare a "papito suegro".

Bella sonrió ligeramente, pero esa sonrisa no le llegó a los ojos.

--Está bien. Te lo diré, pero no quiero que lo tomes en cuenta y no hagas alguna estupidez
como las que sueles hacer.

--Ya veré yo como reacciono o no.

La solté y ella se acomodó la blusa que había arrugado.

--Que ahora que eres humano... te conviertas en vampiro.

-- ¿Qué?-- pregunté incrédulo.

--Sí. Que uno de nosotros te mordiera y te convirtieras en vampiro para que pudieras vivir
eternamente junto a mi hija.

Me levanté de la cama de un saltó aturdido por sus palabras.

Si esa era una broma... era una muy mala.

-- ¿Yo... vampiro? --me estremecí y sacudí la cabeza. --Me rehúso a convertirme en una
maldita sanguijuela. Sin ofender-- me disculpé. -- Pero es la idea más repugnante que pudiste haberme propuesto. Prefiero morir antes de brillar como princesa a la luz de sol.

--Cielos... por si no lo recuerdas, tu esposa es mitad vampiro.

--No es lo mismo. Por lo menos Nessie está viva. Tiene pulso. Es cálida. Es...

--Ya, tranquilo. Te dije que solo era una estupidez, y es bueno que pienses así. --me
interrumpió Bella, respirando con alivió.

Estaba más que claro que yo haría lo que fuera por Nessie... lo que fuera...
Pero, ser vampiro...

¿Jacob el vampiro?

Jacob... el antiguo licántropo, descendiente de los Black, Alpha de una manada... ¿Vampiro?

Primero muerto... primero muerto.

------------------------------------------------&--------------------------------------
¡Hola! Espero no haberlos aturdido con este capi... ¡Que fuerte! Sarabelle salvó el día...
déjenme sus aullidos que si no... no me inspiro^^ Gracias por todo su apoyo en este
año^^ Las amo! ¿Aullidos para esta lobita Alpha?
Fluffy es en honor a Robin Wolfe...

Kokoro Black

5 comentarios:

Bell.mary dijo...

Hola Kokorro que capitulo tan mas emocionante que gran angustia sufrimos al ver a Jaccob a punto de morir , pobre Nessie lo mal que se sintió después de ceder a su naturaleza, gracias a Sarabelle que lo salvo con un gran poder que nadie se había dado cuenta que tenia.
Me imagino la impotencia de Nessie y la culpa que siente por lo que hizo aunque solo sea efecto de su propia naturaleza, en duda esta siendo difícil la humanización.
Y Jacob espantado por la sugerencia de Bella convertirse en vampiro algo muy duro para el, pero sin duda hará cualquier cosa por su amor.
Que emoción esto se pone cada vez mejor ahora a ver que mas puede hacer Sarabelle.

Mil gracias ... besos

Nancy Quintero dijo...

HooOoOoOo!!!! mi diosssssss!!!!!

Esto si que da una vuelta de 180 grados!!!!

Increíble el poder de sarabel!!!! Excelente mescla Quileute-Vampiro!!!
Todo ese laso con la naturaleza Wouooo!!! de verdad me sorprendió!!! jamas me espere algo así con Sarabell...... Y lo ameeeeeeeeeee!!!! Fue hermoso como sucedió!

Jacob Vampiro, bueno la verdad me sorprende un poco que Jacob rechase de primera mano ser vampiro si es realmente la única forma de estar con Nessi...

Y por dios!!!! donde rayos esta Nessi??!!!! una semana vagando???!!!
me parece mucho tiempo para que no halla ido a ver a Jacob!!!

Esto se pone cada vez mejor!!!!!

excelente capitulo!!!!!

Nancy Q.

Angel Diaz dijo...

Excelente capítulo ansiosa por seguir leyendo, muchas gracias por este regalo :3

Anónimo dijo...

Maria del Mar desde España. Saludos a todas

Daniela Córdoba dijo...

Para cuando el siguiente capítulo? Por favor me encanta como escribes quiero seguir leyendo; soy adicta a la lectura.. jeje tienes un talento impresionante, ya me gustaría a mi escribir así =D

Atte: Daniela C.